Prostitutas nazis imagenes de trata de mujeres

prostitutas nazis imagenes de trata de mujeres

Así nos hicieron salir al frío nocturno. Sin pelo, cubiertas de harapos, despojadas bruscamente de nuestra personalidad e identidad. Esta superviviente del campo, cuyo amargo testimonio sirvió para condenar al dirigente nazi Leon Degrelle, recuerda las penosas condiciones de su día a día en el lager: Los barracones tenían dos hileras de literas a lo largo de las paredes.

Cada litera tenía tres pisos pero el espacio entre ellos era tan pequeño que no se podía estar sentado. En cada uno dormíamos 12 mujeres, unas en un sentido y otras en otro. Sólo dos veces al día nos dejaban salir a las letrinas y al lavabo, pero incluso aquello suponía un sufrimiento pues teníamos que ir todas a la vez y había peleas por llegar antes.

Tenía grandes descarnaduras, una en la boca y otra en un pie. Algunas murieron tras recibir tratamiento, otras fueron directamente asesinadas para practicarles autopsias. Las pocas que sobrevivieron sufrieron daños irreversibles. Vente al foro de debate de Pikara Magazine. Revista que ofrece periodismo y opinión con un enfoque crítico, feminista, transgresor y disfrutón. Ilse Koch , conocida como "la zorra de Buchenwald", fue la jefa de guardianas del campo de Buchenwald , y al mismo tiempo estaba casada con el comandante de campo, Karl Koch.

Se rumoreó que ambos estaban implicados en la malversación de millones de Reichmarks , debido a eso Karl Koch fue condenado y ejecutado por los nazis pocas semanas antes de la liberación por parte del ejército norteamericano del campo de Buchenwald; sin embargo, Ilse fue eximida de culpa.

Algunas fuentes especulan si hubo testigos de asesinatos en Buchenwald. A pesar de la reputación de brutalidad, ciertamente hubo casos de guardianas que mostraron una relativa empatía. Un caso aparente de ello fue el de Klara Kunig que se hizo guardiana a mediados de y prestó servicio en Ravensbruck y en el campo secundario de Dresden-Universelle. La jefa de guardianas del campo manifestó que esta era demasiado educada y amable con los reclusos, razón por la cual prescindió de ella en el campo en enero de Su destino ha permanecido desconocido desde el 13 de febrero de , fecha en que los aliados llevaron a cabo el bombardeo de Dresde.

La mayoría de estas mujeres llegaban de zonas alrededor de los campos. Entre siete y veinte Aufseherinnen trabajaron en Vught, veinticuatro mujeres de las SS entrenadas en Buchenwald tres a la vez , treinta y cuatro en Bergen Belsen , noventa en Dachau, doce en Mauthausen, tres en Dora Mittelbau , siete en Natzweiler-Struthof , veinte en Majdanek , en Auschwitz y en sus subcampos, en Sachsenhausen , en Neuengamme, cuarenta y siete en Stutthof en comparación a quienes sirvieron en Ravensbrück 2.

Adicionalmente de aquellas que fueron mencionadas siendo ejecutadas por crímenes de guerra, las siguientes guardianas fueron juzgadas después de la guerra, condenadas y ejecutadas por los mismos motivos: Cuando los Aliados liberaron los campos, las mujeres de las SS generalmente se mantenían en servicio activo.

Después de la guerra, muchas mujeres de las SS fueron retenidas en el campo de internamiento de Recklinghausen , Alemania, o en el antiguo campo de concentración de Dachau. Entre y 1. La mayoría de ellas fueron liberadas ya que los hombres de las SS fueron declarados prioritarios. Muchas mujeres ahí retenidas habían tenido un alto rango en el escalafón de la Liga de Muchachas Alemanas , mientras que otras habían servido en los campos de concentración. Muchos miembros de las SS hombres y mujeres fueron ejecutados por los soviéticos cuando liberaron los campos, mientras que otros fueron enviados a los gulags.

Solo unas pocas mujeres de las SS fueron juzgadas por sus crímenes comparados con los de los hombres de las SS. La mayor parte de las guardianas fueron juzgadas en el Juicio de Auschwitz , en cuatro de los siete Juicios de Ravensbrück , en el primer Juicio de Stutthof , y en segundo y tercero de los Juicios de Majdanek y del pequeño campo de Hamburg-Sasel.

En este juicio fueron juzgados todos los cuarenta y ocho miembros de las SS involucrados. La antigua Aufseherin Luise Danz , que trabajó como supervisora desde enero de en Plaszow , y después en Majdanek , Auschwitz-Birkenau y en el campo secundario de Ravensbrück en Malchow como Oberaufseherin, fue juzgada en el primer juicio de Auschwitz y sentenciada a cadena perpetua en En , fue liberada por buen comportamiento. En , fue de nuevo juzgada por el asesinato de una joven en Malchow al final de la guerra.

Puede parecer que las enfermedades de transmisión sexual no han causado una gran cantidad de bajas en los ejércitos a lo largo de la Historia, pero la realidad es bien distinta.

Sin embargo, por entonces los remedios se limitaban a evitar el contacto de los combatientes con las lugareñas. De poco les sirvió, pues aproximadamente uno de cada diez combatientes terminó con sus huesos en el hospital aquejado de alguna dolencia contraída por vía sexual. Hubo que esperar hasta la Segunda Guerra Mundial para que, mediante la llegada de los anticonceptivos y la penicilina , las bajas producidas por enfermedades de transmisión sexual se redujeran.

No obstante, la disminución fue escasa hasta unos 56 casos por cada millar de hombres. Por entonces, los militares sabían perfectamente que las dos infecciones a las que debían temer tanto como a las balas enemigas eran a la sífilis y a la gonorrea. Uno de cada tres contactos sexuales con una persona infectada en fase precoz resulta infectante. Cartel contra las ETS de los aliados. Posteriormente, y si la dolencia no se trataba algo relativamente usual por entonces debido que en principio no provocaba molestias avanzaba a la siguiente fase.

Los sarpullidos de la sífilis a menudo son de color rojo o café y generalmente no pican. Otros síntomas pueden ser fiebre , dolor de garganta, dolores musculares, dolores de cabeza, pérdida de cabello y cansancio. La segunda enfermedad en discordia era la gonorrea , una dolencia que, aunque no llegaba a causar la muerte, podía suponer una verdadera molestia para el soldado.

prostitutas nazis imagenes de trata de mujeres

0 thoughts on “Prostitutas nazis imagenes de trata de mujeres

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *